AVN.- Una autopsia realizada al piloto del helicóptero donde falleció el basquetbolista Kobe Bryant mostró que no tenía drogas ni alcohol en su sistema, reseñaron medios deportivos.

Bryant y los otros ocho pasajeros a bordo, incluyendo su hija menor, murieron en el accidente del 26 de enero a las afueras de Los Ángeles.

Los informes de la autopsia fueron publicados el viernes por la oficina forense del condado de Los Ángeles. Las causas de la muerte de Bryant, su hija de 13 años, Gianna, el piloto Ara Zobayan y los demás han sido declarados como cerrados.

Zobayan volaba en la niebla y subió para salir de las nubes, luego se sumergió en una ladera.

No obstante, las autoridades federales aún están investigando las causas del accidente.